domingo, 5 de febrero de 2017

Barcelona se impuso por 4-1 ante Villarreal y es escolta del Madrid



Barcelona vs Villarreal 2017 En Vivo paralizará al mundo de los deportes esta tarde a las 6:30 p.m. (ESPN y Fox Sports disponible en Claro TV, Movistar TV y DirecTV). Los New England Patriots se miden con los Atlanta Falcons en la edición 51 del también llamado Super Tazón.

En los 17 años que lleva como entrenador de los New England Patriots, Bill Belichick siempre ha respondido con la misma declaración cuando le preguntan qué es lo que hace que su equipo sea un eterno candidato a levantar el trofeo Lombardi en el Super Bowl.

El del domingo será el séptimo Super Bowl con Belichick al frente, midiéndose contra los Falcons de Atlanta. Belichick y Tom Brady conforman la entrenador/quarterback más exitosa en la historia de la postemporada de la NFL, con 24 jugadores entre los dos.

El Barcelona salió muy intenso, con las cosas claras y sin dejar pasar al Villarreal de mediocampo. Presión asfixiante, ante un equipo amarillo, encerrado en su campo, muy ordenado y solidario. Recuperaciones de balón ante la defensa de Fran Escribá que los jugadores azulgrana no fueron capaces de aprovechar.
Hasta que Messi cogió un rechace en la izquierda, que chutó a la portería de Andrés, aunque no llegó. Neymar cogió el rechace en la frontal del área pequeña y no perdonó sólo ante el meta del Villarreal. Una vez recibido el gol, el Villarreal tuvo muy claro lo que tenía que hacer. Se estiró, adelantó líneas y empezó a presionar y poner en dificultades a los culés, que habían perdido el dominio del partido. Hasta que Bakambu recogió un balón en el centro del campo, tras tirar mal el fuera de juego Piqué, condujo el balón hasta la meta de Ter Stegen y definió brillantemente ante el meta alemán.
A raíz del empate, intercambio de golpes en forma de cabezazos por mediación de Piqué primero y Soldado después. Pero el que sí acertó fue el de siempre. Leo Messi, al borde del descanso, trazó una de sus famosas diagonales, se orientó para el disparo y, tras el rechace de un defensa, el balón engaña a Andrés y entra en su portería. Gol psicológico que tendría mucho que ver en el devenir final del partido.
La segunda mitad empezó a unas revoluciones muy bajas por parte de ambos equipos, pero lo del Villarreal era un engaño. Siguieron con su presión asfixiante, provocando errores en la defensa culé, que no sabía cómo sacudirse esa presión y rondando el gol en más de una ocasión. Hasta que se despistó, al señalar el árbitro un fuera de juego. Rakitic fue muy vivo y combinó con Sergi Roberto que, tras otra cabalgada mágica marca de la casa, asistió a Luis Suárez para que el depredador del área fusilara a Andrés y sentenciara el partido para su equipo.
.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario