viernes, 10 de junio de 2016

Gales dió la sorpresa y derrotó 3-1 a Bélgica clasificando a las semifinal de la Eurocopa 2016



La Eurocopa 2016 en Francia sigue este viernes 1 de julio a las 21.00 en el Estadio de Francia de Saint-Denis y termina con la final que se jugará justo un mes después, el 10 de julio. Hace unas semanas, Mediaset anunció que emitirá 23 partidos en abierto. 

La página web de la UEFA tendrá un streaming en directo en España de los 28 partidos que no emitirá Mediaset España. De esta forma, se podrán ver todos los partidos de la competición. La UEFA también se asegurará que los operadores con derechos y sus audiencias pueden acceder a los contenidos del torneo en más plataformas y dispositivos que nunca, incluyendo móviles, tabletas y relojes inteligentes.

El grupo Mediaset, formado por Telecinco y Cuatro, que ya adquirió a la UEFA los derechos de la Eurocopa 2012, volverá a pisar el césped el 10 de junio con un partido por jornada en su primer canal, incluidos los de España así como los partidos inaugurales y los finales. El equipo de J.J. Santos, Manu Carreño, Manolo Lama y Paco González ha anunciado que ofrecerá un previo y un programa posterior a cada partido, que durará más cuando juegue la La Roja.

La selección de Gales volvió a protagonizar otra gran sorpresa en la Eurocopa al derrotar en Lille a Bélgica por 3-1, en el segundo partido de cuartos de final. Gales, que participa en su primera Eurocopa, se clasifica por primera vez para una semifinal de un gran torneo. Su anterior éxito fueron los cuartos de final del Mundial de 1958 de Suecia, ronda en la que cayó 2-0 contra Brasil, en partido jugado en Gotemburgo.
Se adelantó Bélgica con un gol de Radja Nainggolan en el minuto 13, de un potente disparo desde fuera del área. Empató Ashley Williams en el 31, de cabeza, y firmó el 2-1 para Gales Hal Robson-Kanú en el minuto 55. En el minuto 86, Sam Vokes, que llevaba seis minutos en el terreno de juego, sentenció con el 3-1. Gales y Portugal disputarán la primera semifinal de la Eurocopa el próximo miércoles, día 6 de julio, en Lyon.

El fútbol nunca había dado gloria al país británico, agarrado al rugby como deporte nacional y a los éxitos en el Seis Naciones. Ni grandes futbolistas como Ryan Giggs pudieron cambiar la historia de un país que este viernes escribió la página más dorada en sus 140 años de vida.
Hacía 58 años que los galeses no jugaban unos cuartos de final y no hubo un solo jugador que no estuviese a la altura. Los pupilos de Chris Coleman, muy ordenados pero sin miedo a perder, dieron lustre a la noche de Lille, pero -sobre todo- guardaron en un cajón bien al fondo aquel gol de Pelé que les dejó sin premio en el Mundial de Suecia.
Más de medio siglo después las cosas no empezaron de la mejor manera para Gales, que sufrió el certero lanzamiento de Nainggolan a los 13 minutos. El zapatazo fue un auténtico misil que daba lógica al buen inicio de los 'Diablos Rojos'. El atlético Carrasco y el 'blue' Hazard acosaron la meta galesa en el cuarto de hora inicial.
El gol, sorprendentemente, dio alas a los de Coleman y a un Bale que intentó hacer la guerra por su cuenta. El madridista demostró ser el gran pulmón de los suyos a la hora de generar ocasiones. Él creo la primera clara en botas de Taylor, tras un paradón de Cortouis, y poco después provocó el córner que terminó significando el tanto del empate.
Williams, libre de marca, machacó a los de Wilmots, que perdió la coherencia en el tiempo de descanso. La entrada de Fellaini en lugar de Carrasco no se tradujo en más ocasiones para Bélgica. No obstante, los centroeuropeos volvieron a hacerse dueños del cuero y arrinconaron hasta el ecuador del acto final, al conjunto galés.
Así hasta que una jugada aislada de Robson-Kanú, que hizo un recorte para el recuerdo en el corazón del área. El ariete del Reading se quitó a dos rivales de encima con la maniobra y batió con el interior del pie para 'matar' a los belgas. Para colmo de su rival, Vokes puso la puntilla a cuatro minutos del final con un cabezazo inapelable.

.

1 comentario: