martes, 7 de junio de 2016

Italia venció y eliminó a España por 2-0 y ya está en cuartos de final de la Eurocopa 2016



La selección española emergió victoriosa en ambas ocasiones, con una goleada 4-0 en la final de Kiev hace cuatro años. Se impuso en una definición por penales en Viena, un triunfo que le encaminó a la conquista de su primer título internacional en 44 años. 

Esa victoria en 2008 en el estadio Ernst-Happel tuvo un efecto catártico para la selección española, al derrotar a la Azzurri en un partido oficial por primera vez en ochos décadas. También abrió el ciclo más dominante de una selección en la historia reciente, al enlazar los títulos de la Copa del Mundo 2010 y la Euro 2012. 

 Por más que ahora tengan la sartén por el mango en la rivalidad, España no quería saber de la selección italiana, y viceversa. "España ha sido nuestro némesis desde 2008", afirmó el defensor italiano Giorgio Chiellini. "El de Kiev fue el primer partido en el que no pudimos plantearles una batalla de igual a igual. El equipo no alcanzó a recuperarse del partido (semifinal) contra Alemania".

La eliminación puede significar además la despedida de Vicente del Bosque como técnico, que anunció en diciembre que se iría después de la Eurocopa, y del capitán Iker Casillas, que parece haber perdido el puesto en la portería, ante un David de Gea que jugó un gran partido contra la Azzurra.
Italia se tomó la revancha de esta forma de las últimas tres derrotas en partidos oficiales, en cuartos de final de la Eurocopa-2008 y semifinales de la Copa de las Confederaciones-2013, ambas por penales, y de la goleada recibida en la final de la Eurocopa-2012 (4-0).
El primer tanto del partido nació en una falta de Sergio Ramos sobre Graziano Pellé al borde del área. El italo-brasileño Eder lanzó el tiro libre y el rechace llegó a Giorgio Chiellini, que se adelantó a la defensa española y marcó desde cerca (33).
Con España volcada en busca del empate, Italia marcó el segundo tanto en el descuento del partido.  Lorenzo Insigne abrió a la derecha a Matteo Darmian, quien centró para que rematara Pellé (90+1). La Roja solo pareció despertar en los últimos 30 minutos, sin poder cambiar el marcador.
Hace una semana, Gerard Piqué se aventuró a mencionar sus favoritos para ganar la Eurocopa 2016. El zaguero de España resaltó la condición de local de Francia, el paso triunfal de Alemania y el buen fútbol de Croacia. Pero el equipo que identificó de entrada fue Italia, un viejo conocido.
"Italia es muy Italia y eso me preocupa", afirmó Gerard Piqué antes de saber que su próximo rival en laEurocopa 2016 será el conjunto comandado por el portero Gianluigi Buffon. Cuando el defensor del Barcelona planteó su inquietud, España contemplaba una ruta en la segunda fase en la que la Azzurri no iba a ser el adversario en los octavos de final. Pero los campeones de las ediciones previas perdieron ante Croacia en la última fecha y cedieron el primer lugar de su grupo.
.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario