domingo, 22 de mayo de 2016

Miesha Tate perdió su título gallo de la UFC ante la brasileña Amanda Nunes



El objetivo del UFC 200 de este sábado es superar el impresionante éxito obtenido por el UFC 100 en 2009. A diferencia de hace seis años, cuando ni siquiera se permitía que la mujeres suban al octágono, esta vez la pelea estelar será precisamente femenina: Miesha Tate y Amanda Nunes se enfrentarán por el cinturón gallo. A pesar de no haber tenido un intercambio de palabras previo, Miesha Tate y Amanda Nunes casi se van a las manos durante el pesaje del UFC 200. 

Ambas peleadoras tuvieron que ser separadas por Dana White, pues el momento se puso bastante tenso. UFC Miesha Tate viene de vencer por sumisión a Holly Holm, quien a su vez venía de noquear a la temible Ronda Rousey. En una durísima pelea, ‘Cupcake’ logró encajarle un mataleón a la ‘Hija del Predicador’, arrebatándole así el cinturón gallo femenino de la UFC. 

 Pero Miesha Tate no la tendrá nada fácil en la primera defensa de su título. La brasileña Amanda Nunes viene de vencer por decisión unánime a la representante peruana Valentina Shevchenko. Y antes había conseguido dos victorias consecutivas sobre Shayna Baszler (nocaut técnico) y Sara McMann (sumisión). 

 La gran sorpresa del UFC 200 se hizo esperar hasta la pelea de fondo. Contra todos los pronósticos, la brasileña Amanda Nunes se impuso por sumisión a Miesha Tate y se convirtió en la nueva campeona de peso gallo femenino. Desde el inicio del combate, Miesha Tate se vio en aprietos por el buen striking de Amanda Nunes.

Incluso, la peleadora brasileña le produjo un corte de gravedad a ‘Cupcake’ tras una buena combinación de puños. Miesha Tate logró aguantar algunos segundos mientras buscaba el derribo, pero sus intentos fueron inútiles. En un descuido de la campeona, Amanda Nunes aprovechó para tomarle la espalda, encajar un perfecto mataleón y llevarse la victoria por sumisión. De esta forma, Miesha Tate perdió el título gallo de la UFC en su primera defensa, tal como le había ocurrido a Holly Holm en marzo de este año.

 El gran reto para Amanda Nunes ahora será superar el primer desafío que no consiguieron las dos anteriores campeonas. El objetivo del UFC 200 de este sábado es superar el impresionante éxito obtenido por el UFC 100 en 2009. A diferencia de hace seis años, cuando ni siquiera se permitía que la mujeres suban al octágono, esta vez la pelea estelar será precisamente femenina: Miesha Tate y Amanda Nunes se enfrentarán por el cinturón gallo.

 A pesar de no haber tenido un intercambio de palabras previo, Miesha Tate y Amanda Nunes casi se van a las manos durante el pesaje del UFC 200. Ambas peleadoras tuvieron que ser separadas por Dana White, pues el momento se puso bastante tenso. Miesha Tate viene de vencer por sumisión a Holly Holm, quien a su vez venía de noquear a la temible Ronda Rousey.

 En una durísima pelea, ‘Cupcake’ logró encajarle un mataleón a la ‘Hija del Predicador’, arrebatándole así el cinturón gallo femenino de la UFC. Pero Miesha Tate no la tendrá nada fácil en la primera defensa de su título. La brasileña Amanda Nunes viene de vencer por decisión unánime a la representante peruana Valentina Shevchenko.

Y antes había conseguido dos victorias consecutivas sobre Shayna Baszler (nocaut técnico) y Sara McMann (sumisión). Cabe mencionar que la pelea entre Miesha Tate y Amanda Nunes fue promovida como estelar del UFC 200 debido a la exclusión de Jon Jones por doping. Tras la salida de ‘Bones’ ahora el oponente de Daniel Cormier será Anderson Silva, en una pelea donde no se pondrá en disputa ningún cinturón.
.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario